El gran auge que tomó Benicàssim a principios del siglo pasado, le valió el calificativo del Biarritz de Levante, por sus lujosas construcciones veraniegas que atraían a la burguesía de Valencia y Castellón, la primera edificación, Villa Pilar, fue construida en 1887.

En Benicàssim, destacan tres zonas: la zona litoral con sus playas, el casco urbano y el Desierto de Las Palmas