El próximo 10 de julio, realizamos una nueva incursión literaria en el Hotel.
Esta vez es la presentación del libro   A ti Mateo, es a ti” del escritor Juanma Velasco.

Del Autor:

Mi nombre es Juanma Velasco, soy escritor profesional, y resido en Benicàssim, Castellón.  “A ti Mateo, es a ti” (2011) fue la primera de las tres novelas producidas en esta época y a su vez la que he editado recientemente y te presento. Después de ella he escrito dos más, “La Muralla de nadie” (2012) y “Temblores para un República” (2013).

Mi “Mateo” es una novela contemporánea, cuyo protagonista pasivo es La Vocación de San Mateo, un lienzo de Caravaggio que reposa en la iglesia romana de San Luis de los Franceses. Personajes que con el transcurso de la obra acaban deviniendo en personas pretenden, de manera lícita o ilícita, hacerse con la posesión de la obra. No es una novela clasificable en ningún género porque tiene algo de cada uno, de acción y de emoción, de intriga y de sexo.  Podríamos inventar un género nuevo para clasificar a “Mateo” que sería el de la acción emocionada. Digo de mis novelas que son trepidantes pero que hay que leer reposadamente. Me precio de no ser lineal, de aportar el valor añadido de un estilo cuidadosamente cuidado (y sé que es redundancia) sin caer en la afectación.

Como anécdota añadir que la novela le fue entregada (junto con una carta personal), en mano, al Papa, en Nochebuena, gracias a uno de esos azares inesperados a través de un sacerdote madrileño que desempeña en el Vaticano y que cenó con él esa noche. No fue caprichosa la elección de Francisco porque en una entrevista reciente manifestó que visitaba con frecuencia la iglesia de San Luis de los Franceses para admirar, precisamente, “La Vocación”, y sentirse como Mateo, pecador pero escogido. Como el Papa es argentino, la portada recoge el cuadro y el título le puede resultar sugerente, pensé que podría estimularle. La novela y la carta.

Y ciertamente le estimularon porque, como tendrás ocasión de comprobar porque aparece publicado en los medios, el Papa me respondió, de su puño y letra, el mismo día de Navidad, haciéndome llegar una postal extensa y entrañable vía valija diplomática, a través de la Nunciatura del Vaticano en Madrid. Conservo la carta como si fuera un incunable, para mí lo es.

http://www.lolagulias.com/,

Desde hace seis años vengo colaborando, ininterrumpidamente, con el periódico  Levante de Castelló en forma de un artículo de opinión semanal que aparece, invariablemente, cada miércoles.

Os esperamos.